El cerebro trino: La conciencia frente al instinto supervivencia

3 noticias
Article preview picture

El cerebro humano es un órgano increíblemente inteligente: lleva 500 millones de años evolucionando y perfeccionándose. Según la Teoría del Cerebro Triuno, gran parte de nuestro cerebro "humano" se hereda de animales que no se parecían (ni pensaban) mucho a nosotros. Sugiere que tenemos que agradecer a nuestros antepasados peces, reptiles y mamíferos muchos de nuestros instintos de supervivencia más vitales, incluida nuestra capacidad para formar vínculos sociales y parentales. 

La teoría fue planteada por primera vez por el neurocientífico Paul D. MacLean en la década de 1960, y ha sido discutida en años más recientes. Pero para los que no tenemos un doctorado en neurociencia, puede ser un marco útil para entender que las diferentes partes de nuestro cerebro tienen una poderosa -y a veces conflictiva- influencia en nuestros comportamientos, pensamientos y emociones. Esto, a su vez, puede darnos más autocompasión. Recordar que somos tan animales como humanos puede ayudarnos a entender por qué nuestros mecanismos de supervivencia pueden a veces sacar lo mejor de nosotros, y ofrecer una hoja de ruta hacia una mayor armonía entre las extraordinariamente complejas interacciones neuronales que tienen lugar en nuestras cabezas. He aquí una introducción a los tres cerebros diferentes del Modelo Cerebral Triuno.

Tu cerebro reptiliano: Supervivencia

En el núcleo del cerebro humano se encuentra lo que se conoce como cerebro reptil, o cerebro de lagarto. Según la Teoría del Cerebro Triuno, éste es el "más antiguo" de los tres cerebros, y comprende el tronco cerebral y el cerebelo. Es el responsable del funcionamiento autónomo, la autorregulación y los instintos de supervivencia. El cerebro de los reptiles zumba constantemente en segundo plano, como un servidor informático encargado de los procesos más básicos pero cruciales. Aquí se controlan la digestión y la respiración, así como las respuestas a los traumas de lucha, huida y congelación. Cuando esta parte del cerebro recibe información sobre un peligro importante, desconecta cualquier proceso innecesario y dirige los recursos físicos hacia la autoprotección.

El cerebro de los mamíferos: Memoria y emoción

El cerebro límbico, o mamífero, es responsable de un espectro emocional más amplio, del compromiso social y el apego, y de una mayor conciencia de la experiencia y la memoria. Incluye la amígdala, que se encarga de la memoria y la regulación emocional, y es especialmente sensible a la percepción de amenazas. Si bien es responsable de vincular las emociones positivas a los recuerdos, también es donde se regula el miedo. Nuestros recuerdos traumáticos y estresantes se archivan, aunque no los recordemos conscientemente, para que el cerebro pueda reconocer futuras amenazas. Este cableado está listo para alertar a la respuesta de estrés del cerebro reptiliano no sólo cuando surge un peligro mortal, sino para cualquier cosa que parezca sospechosa de daño físico o emocional, lo que se complica aún más por el funcionamiento de la corteza cerebral.

El cerebro humano: Conciencia e imaginación.

Tenemos que agradecer a la corteza cerebral nuestros rasgos más humanos: el pensamiento consciente, el lenguaje, la imaginación y la creatividad, y la razón y la racionalidad. Los entresijos de la cultura humana existen en los dos hemisferios de esta enorme parte "más nueva" del cerebro. La mente subconsciente también está en constante interacción con el sistema límbico y el cerebro reptiliano, y siempre por nuestro mejor interés: el de nuestra supervivencia. Sin embargo, los mensajes entre la corteza cerebral, donde las posibilidades de amenaza son infinitas (debido a esa enorme imaginación) y el cerebro reptil (que no tiene la capacidad de separar la realidad de la ficción) pueden confundirse. Con la amígdala hipersensible actuando como mediadora, el miedo puede convertirse en la configuración por defecto, incluso cuando somos racionalmente conscientes de que no estamos bajo ninguna amenaza. Un "secuestro" de la amígdala se produce cuando la respuesta al miedo se vuelve tan intensa que el cerebro reptiliano cierra el funcionamiento cerebral (porque no se considera vital para la supervivencia inmediata) y entonces resulta difícil pensar con claridad.

Una reconciliación de las mentes

Considerar el cerebro de esta manera hace que sea más fácil entender por qué hay una lucha tan fuerte entre nuestros comportamientos irracionales y nuestra mente consciente, y por qué a veces puede haber tal desconexión entre nuestras emociones y nuestra experiencia. Parece que la ansiedad, la depresión, el estrés crónico y las enfermedades físicas podrían ser el resultado de enlaces neuronales defectuosos entre estas diferentes funciones cerebrales. Este marco también ayuda a explicar por qué no podemos liberarnos del estrés. El cerebro reptiliano necesita saber que está a salvo para que todo funcione de forma óptima, el cerebro mamífero es más capaz de disfrutar de una conexión emocional positiva cuando todo funciona de forma óptima, y el cerebro humano es libre de funcionar de forma más lúcida, inspirada y creativa cuando los dos anteriores están satisfechos. Y si hay que creer en este patrón de pensamiento, parece que establecer la seguridad interior y recablear los fallos para reconciliar nuestra mente consciente con nuestro cerebro de reptil puede llevarnos de la supervivencia a la prosperidad, y ayudarnos a impulsar nuestra mejor vida humana. 

---------------------------------------------

Todo el contenido de nuestro sitio web se investiga a fondo para garantizar que la información que se comparte está basada en pruebas. Para más información, visite las revistas académicas que han influido en este artículo: Your Brain Is Not An Onion With A Tiny Reptile Inside; The Place Of The Triune Brain In Psychiatry; A Theory Abandoned But Still Compelling; Neural And Mental Hierarchies; The Triune Brain: Limbic Mind, Mind Plastic, Emotional Mind.

Compartir este artículo
Leer más
  • Article preview
    23 agosto 2022

    Consejos de bienestar emocional para las nuevas madres

    3 noticias

    El trastorno emocional que conlleva un nuevo bebé es un reto innegable. Además de la recuperación física del embarazo y el parto, hay muchas cosas que superar: un profundo cambio de identidad, inestabilidad hormonal y alteración de los patrones de sueño, por nombrar algunas. Si a esto le añadimos la desorientación que supone el cambio de la forma del cuerpo y la responsabilidad de 24 horas por el pequeño e indefenso ser humano que pide a gritos su atención a cualquier hora del día y de la noche, y la prevalencia de la depresión y la ansiedad posparto -por no hablar de cualquier otro estrés que pueda haber en el hogar-, es una cantidad extraordinaria a la que hay que hacer frente. He aquí algunos consejos para las nuevas mamás que intentan gestionar su salud mental. 

    Leer más
  • Article preview
    5 abril 2022

    Qué es la rueda de las emociones y cómo puede mejorar tu vida?

    3 noticias

    Las emociones son una parte importante de la vida. A veces pueden ser difíciles de experimentar, y mucho menos de entender, pero la capacidad de sentir el espectro completo de emociones, desde la ira hasta la alegría y todo lo demás, es una gran parte de lo que nos hace humanos. También es un instinto importante para nuestra supervivencia: cuando somos bebés, expresar emociones es nuestro único método de comunicación cuando algo no está bien. Cuando somos bebés, gritamos de rabia o lloramos de dolor cuando no se satisfacen nuestras necesidades. Como adultos, la misma noción es cierta, excepto que el condicionamiento que viene con el lenguaje y la cognición puede dejarnos bastante desconectados de nuestros sentimientos e incapaces de reconocer lo que nuestras respuestas emocionales intentan decirnos. Afortunadamente, hay algunos métodos que podemos usar para ayudar a resolverlo todo, como la rueda de emociones de Plutchik. Nombrado en honor a Robert Plutchik, el psicólogo que ideó el concepto, es una herramienta para mejorar la alfabetización emocional, para que podamos aprender a estar más en sintonía con nuestros sentimientos.

    Leer más
  • Article preview
    25 agosto 2022

    Los mejores tests de personalidad

    6 noticias

    La personalidad son las diferencias individuales de pensamiento, sentimiento y comportamiento. Influye en cómo interpreta un acontecimiento, por qué actúa de determinadas maneras y qué le hace ser usted. Conocer los entresijos de su personalidad no sólo puede ayudarte a elegir un campo profesional que se ajuste a sus puntos fuertes naturales, sino que también puede ofrecerte diversos beneficios, desde ayudarle a fortalecer sus relaciones actuales hasta permitirle entender cómo afronta las dificultades, y proporcionarle una forma de aprender más sobre si mismo. 

    Leer más
  • Article preview
    9 agosto 2022

    Cómo el desorden puede ser bueno para su salud mental

    3 noticias

    Hay algo en una buena limpieza que es increíblemente liberador. Deshacerse de años de objetos no deseados puede ser inmensamente satisfactorio para el alma, como si se liberara de cargar con el peso energético de todo lo que se ha acumulado con el tiempo. Pero una limpieza también puede ser muy desalentadora. Muchos lo posponemos, incluso cuando nuestros cajones empiezan a rebosar de cosas que no usamos, y se hace más difícil encontrar las cosas que sí usamos y necesitamos. Porque para muchos de nosotros existe una relación directa entre el desorden material de la vida y el desorden interno de la mente. Los estudios han descubierto que un espacio vital desordenado contribuye al estrés y agrava la vergüenza y el agobio. Si la gurú japonesa de la limpieza del hogar, Marie Kondo, aún no le ha convencido de que ordenar puede cambiar su vida (a través de su método KonMari, que se ha convertido en una sensación mundial), vamos a explorar cómo hacerlo puede, como mínimo, beneficiar su salud mental.

    Leer más